¿QUÉ ES UN AJOLOTE?

El axolote mexicano (pronunciado ajolote) es una salamandra con la característica poco habitual de conservar sus rasgos larvales en su vida adulta. Esta condición, que se conoce como neotenia, significa que conserva su aleta dorsal de renacuajo -que recorre casi la totalidad de su cuerpo- y sus branquias externas, que sobresalen de la parte trasera de su ancha cabeza en forma de plumas.

El ajolote se encuentra únicamente en el complejo lacustre de Xochimilco (pronunciado Sochimilco), cercano a la ciudad de México, y difiere de la mayoría del resto de las salamandras en que vive permanentemente en el agua. En casos extremadamente raros, el ajolote madura y sale del agua, pero en la mayoría de los casos prefieren permanecer en el fondo de los lagos y canales de Xochimilco.

CURIOSIDADES SOBRE EL AJOLOTE

JUVENTUD ETERNA

No es que sean inmortales, pero los ajolotes, a diferencia de la mayoría de los anfibios, conserva sus características de larva o de bebé, como sus branquias y aletas, durante toda su vida. Este fenómeno se conoce como neotenia y es muy raro,  “Es de las pocas especies que presentan esta característica, lo que lo hace extremadamente interesante”. Una de las hipótesis de esta característica, es que por las condiciones de su hábitat, no fue necesario que el ajolote saliera del agua, como las ranas o las salamandras. “Fue una estrategia evolutiva de costo-beneficio. Dicho de forma coloquial, no vio la necesidad de salir a la superficie porque el ambiente acuático le brindaba las condiciones idóneas para sobrevivir y reproducirse. Claro que otra explicación es que este proceso fue completamente al azar”.

RESPIRAN POR VARIAS VÍAS

Los cuernos del ajolote no son decorativos, en realidad son branquias por las que respira, aunque el término más correcto es intercambio de gases. También realiza este proceso a través de la boca, la piel y los pulmones. “La capacidad de estas cuatro rutas de respiración es maravillosa y hacen al ajolote un monstruo evolutivo”. Pero esta facultad también trae sus desventajas. “Por esas mismas cuatro rutas también entran contaminantes. Eso hace al ajolote y a los anfibios en general sumamente sensibles a la presencia de contaminantes”. Es uno de los factores de la extinción de algunas especies de anfibios y la disminución de la población de otras. El ajolote es más susceptible que otros porque vive en un sistema acuático que viene siendo el depósito de todas las porquerías.

REGENERACIÓN

El ajolote tiene la habilidad de regenerar desde sus patas y cola hasta parte de sus órganos vitales como el corazón y el cerebro. La gran mayoría de los anfibios tiene una gran capacidad de regeneración. La maravilla del ajolote es la parte de los procesos bioquímicos y moleculares involucrados en sus mecanismos de regeneración. Estos son modelos excepcionales que ofrecen muchas pistas y herramientas para ser aplicados en humanos. Un ajolote regenera una de sus patas en tres meses.

El ajolote también es muy resistente a trasplantes y modificaciones en su cuerpo. Su nivel de supervivencia cuando es sometido a estos cambios es elevadísimo, En un experimento clásico partieron a dos ajolotes, uno negro y otro albino, a la mitad por la parte lateral y por medio de una cirugía los pegaron. El proceso de cicatrización fue fantástico y el organismo sobrevivió”.

El ajolote, pariente cercano de la salamandra tigre, puede ser bastante grande y alcanza longitudes de hasta 30 centímetros, aunque su tamaño medio es de 15 cm. El ajolote suele ser negro o marrón moteado, aunque también son relativamente comunes las variedades albinas y blancas, especialmente entre especímenes criados en cautividad.

El axolote es longevo, alcanza hasta 15 años de edad alimentándose de moluscos, gusanos, larvas de insectos, crustáceos y algún pez. Esta especie, acostumbrada al papel de predador en su hábitat, ha empezado a padecer la introducción de grandes peces en su hábitat lacustre. Entre las amenazas naturales se cuentan las aves de presa como las garzas.

Su población está en declive, ya que la demanda de la cercana ciudad de México ha llevado a drenar y contaminar buena parte de las aguas del complejo lacustre de Xochimilco. También es muy común utilizarlo en el comercio de acuarios y el ajolote asado se considera un manjar en México, lo que ha llevado a que su número se reduzca aun más. Se lo considera una especie muy amenazada.

¿QUE PASARÍA SI LE INYECTÁRAMOS LA HORMONA DEL CRECIMIENTO?

Como hemos comentado antes el ajolote tiene neotenia (conserva sus características de larva o de bebé, como sus branquias y aletas, durante toda su vida). Si le inyectáramos una hormona del crecimiento se convertiría en una especie de salamandra.

Este vídeo documental, hecho por Universidad  nacional autónoma de México, os ayudara a entender un poco más sobre el problema que tiene esta especie para sobrevivir y no terminar extinguiéndose.

Pedro Sorroche

Author Pedro Sorroche

More posts by Pedro Sorroche

Join the discussion 3 Comments

  • mina dice:

    Just desire to say your article is as amazing. The clearness in your post is just cool and i can assume you are an expert on this subject. Well with your permission allow me to grab your feed to keep updated with forthcoming post. Thanks a million and please carry on the gratifying work.

  • moise dice:

    great points altogether, you simply received a brand new reader. What might you recommend about your submit that you made a few days in the past? Any certain?

  • louna dice:

    Hello very cool site!! Man .. Excellent .. Amazing .. I will bookmark your web site and take the feeds additionally…I am happy to seek out a lot of helpful info right here within the submit, we want develop more strategies on this regard, thank you for sharing.

Leave a Reply

@ini_set( 'upload_max_size' , '120M' ); @ini_set( 'post_max_size', '120M'); @ini_set( 'max_execution_time', '300' );